Puente Juan Manuel de la Sota

A partir de la construccion del puente Juan Manuel de la Sota, El Valle de Punilla, inicio un singular proceso de transformacion. Si bien los efectos e impacto de dicha obra se podran empezar a medirse  estadisticamente en los proximos meses, ya existen datos que avalan un futuro promisorio para las localidades que componen el departamento.Con un aumento de plazas turisticas del 90 por ciento en dos décadas, la zona continúa siendo claramente como el sector con mayor capacidad, ya que concentra casi la mitad del total provincial con sus actuales 75.209 plazas hoteleras para el turismo. En Punilla están casi la mitad de las plazas de Córdoba. El registro indica que ostenta el 48 por ciento aproximadamente. Su porción de la torta global bajó respecto de 2000 (cuando era el 51 por ciento), pero subió si se compara con 2015 (era el 46). De las 75 mil plazas que cuenta Punilla, la mitad (unas 38 mil) están en Villa Carlos Paz. Allí, por ejemplo, hoteleros e inmobiliarias calculan que hay unas 40 mil plazas en casas y en departamentos. La gran mayoría no está registrada y opera en el mercado informal.Si esos cálculos fueran realistas, entre campings, viviendas y departamentos sumarían casi 350 mil plazas disponibles, más del doble que las 156 mil registradas en hoteles, cabañas y hosterías.Podría inferirse, entonces, que en una noche en la que todas las plazas disponibles estén ocupadas, incluyendo hasta el último rincón del último camping y hasta la cama menos cómoda de la más aislada casa de veraneo, pernoctarían en Córdoba (o en sus 10 regiones calificadas como turísticas) unas 500 mil personas.Ese crecimiento más pausado en los últimos cinco años parece encontrar dos razones paralelas: la situación de crisis económica nacional se suma a la saturación del mercado, observada sobre todo en la categoría de cabañas, que había registrado un boom en los años anteriores y explicaba el notable incremento de plazas que evidenciaban los valles de Traslasierra y de Calamuchita.
Los matices se observan también por regiones: mientras algunas registran un alto crecimiento, otras quedan bien atrás.
Las cifras imponen una relectura de las estimaciones que en cada temporada se repiten sobre la ocupación turística: la misma cantidad de visitantes que hace 20 años ocupaba el cien por ciento de las camas disponibles, hoy cubre apenas el 50 por ciento. O bien, lo que es igual: para colmar la capacidad de alojamiento se requiere hoy el doble de visitantes que en el año 2000.Los datos surgen de los registros oficiales de la Agencia Córdoba Turismo.

Fuentes informativas: Secretaría de Turismo, Cordoba Agencia de Prensa, Diario La Voz del Interior